A story to tell…

16/11/2016

Nombre: Ernesto González
Nivel: 11vo
En Lincoln School desde 2003
Una palabra que lo define: Persistente

Su pasión por el deporte la desarrolló desde niño en compañía de su papá, quién se encargó de compartir su gusto por las bicis y de despertar un sentimiento en él, que hoy en día es lo que mantiene a Ernesto muy en alto en la disciplina que practica.

Ernesto González es estudiante de 11vo año, el menor de 4 hermanos, joven triatlonista, que se destaca no solamente por su rendimiento académico y como deportista, por su disciplina, pasión y perseverancia, si no que más importante aún por su humildad que se refleja y nos destella con el hablar y actuar de este joven.

Triatlón Coopenae es el nombre del equipo del que forma parte desde hace un año, el cual es integrado por atletas de alto rendimiento en las Categorías Elite y Junior Elite. A principios del pasado mes Ernesto ganó la competencia que definió al Campeón Nacional de Triatlón 2016, en la categoría Juniors.

Ernesto GonzálezHace 6 años, con tan solo 10 años inició con su carrera como triatlonista, al verse motivado después de la tan conocida carrera de relevos de Puntarenas, misma que corrió junto con su familia. En esta carrera Ernesto corrió 10 kilómetros en equipo junto con su mamá y sus hermanos. Un año después realiza su primer Triatlón y gana el primer lugar de su categoría (9-11). Poco a poco el amor a esta disciplina fue creciendo y a pesar de dificultades, sus estudios y el activo ambiente social al que se enfrenta un joven de esta edad, su decisión para entrenar dos veces por día todas las semanas es irrevocable. Y es que, a lo largo de su ocupada vida, Ernesto ha aprendido que entre más limitado sea el tiempo, mayor aprovechamiento viene del mismo.

Este joven nos refleja que ha sido un arduo pero excitante recorrido, caídas, dificultades, neumáticos pinchados, y a pesar de esto y más nunca ha dejado una carrera sin terminar, sin importar que ya no tiene ni siquiera la mínima oportunidad de finalizar en las primeras posiciones, las ganas y la necesidad de completar lo empezado son imposibles de ignorar.

La mayor satisfacción de Ernesto son sus resultados y ver su constante esfuerzo y tenacidad reflejados en sus competencias, entender su porqué y para qué, ha sido un factor clave en su éxito.

Ernesto hace un llamado a los niños y jóvenes para que inicien la búsqueda hacia ese deporte o esa disciplina que los motive a levantarse, que realmente los apasione para poder imponer sus propias metas y conocer hasta donde son capaces de llegar.

Un ejemplo a seguir y muchas virtudes que aprender de Ernesto, quien a su corta edad ha logrado tener la disciplina y el enfoque que muchos no logran a lo largo de su vida.

¡Seguiremos muy de cerca aprendiendo de él y de todos sus logros por venir!